Dios da las peores batallas a sus mejores guerreros.

Significado: Hasta de las mayores adversidades se aprende algo positivo, es decir, una lección buena de vida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *