Golpean al lobo hasta que muerde, y luego dicen que es malo.

Significado: Refrán o dicho popular que hace referencia a que hay un tipo de gente que va de víctima siendo verdugo. Son los típicos que meten cizaña, culpan al prójimo de sus própios errores, y luego montan el pollo con su dramatismo innecesario. Suelen ser muy demagogos. Es decir, el tipo de persona que siempre echa la culpa a otro de todo menos a él sin importarle a quien hacen daño.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *