La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma.

Significado: Todos somos energía y, por tanto, al morir esa energía se transforma en otro tipo de energía, en resumidas cuentas, todo tiene un por qué en esta vida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *