No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Significado: Aquel que sabe que algo no le conviene pero, se niega a acepatarlo y deja que le haga daño es más ciego que uno que está impedido de verdad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *