No ofende quien quiere, sino quien puede.

Significado: No todas las opiniones o, lo que opinen de nosotros, son válidas ni deben preocuparnos, ya que, aunque haya una clara intención de hacer daño, sin voluntad, se queda en meras palabras vacuas y, por tanto, lo que piensen de nosotros ciertas personas no debe afectarnos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *