No te acerques a una cabra por delante, a un caballo por detrás y a un tonto por ningún lado.

Significado: Refrán popular y proverbio judío que hace referencia a mantener las distancias, es decir, procurar no rodearse de gente necia, tóxica y poco productiva o, en pocas palabras, lerda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *