Quien del juez huye, contra sí arguye.

Significado: El que deliberadamente huye de la justícia por temor a ser juzgado es porque sabe que ha hecho algo malo y, claramente, no quiere ser juzgado por sus delitos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *