Quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Significado: Refrán o dicho popular de carácter religioso que hace referencia a que nadie es perfecto; sólo somos humanos, y que no está bien juzgar por juzgar al prójimo, ni creerse superior como para ser el primero en poder culpar a alguien, ya que, ninguno nos libramos de cometer errores.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *