Si muerdes la mano que te da de comer, acabas lamiendo la bota que te patea.

Significado: Refrán o dicho popular que hace referencia a que si pagas una buena acción de mala manera no esperes irte de rositas y que no te sea devuelta tres veces peor, es decir, nadie puede escapar de su própio karma y, a fin de cuentas, quien la hace la paga y por triplicado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *